El Capítulo de Andalucía de PMI cierra el primer semestre de 2019 con un evento lleno de sorpresas y asistentes.
En plena ola de calor, el 27 de junio en Sevilla, se celebró un evento multitudinario para todos los socios del Capítulo en QCross. Era mi primera asistencia activa a uno de estos actos y fue una gran experiencia. Alrededor de 50 personas, después de terminar sus jornadas laborales y formaciones, asistieron con ilusión y muchas ganas de conocer a otros compañeros dedicados por entero a la gestión de proyectos.
Algunos se conocían y otros acababan de inscribirse, pero todos tuvieron un papel protagonista. Con una bienvenida muy cálida, presentaciones y lanyards para todos, nos fueron sentando en grupos por colores para potenciar eso a lo que llamamos networking. 

eventojulio
Mi asombro llegó cuando empecé a hablar con los socios y compañeros del sector y me di cuenta de lo comprometidos que estaban con la labor del Capítulo en Andalucía. Algunos habían hecho labores de voluntariado, organizando ponencias, ayudando con los webinars y publicando artículos sobre sus logros y fracasos intentando gestionar proyectos. “El Capítulo nos ayuda a mantenernos informados de las últimas novedades y en contacto, nos permite estar cerca de compañeros que hacen las mismas tareas que nosotros y que nos aportan experiencia y vivencias”, me comentó uno de los socios.

A la hora prevista, se inauguró el evento. José Ramón García, un miembro muy activo del Capítulo, hizo una presentación sobre su trayectoria en Gestión de Proyectos y cómo sus decisiones habían (o no) estado influenciadas por las circunstancias. “¿Por qué somos Project Managers?”, se titulaba la ponencia.

Preguntó al azar y todos, con cara de preocupación por si no decíamos la respuesta correcta, dijimos: “Porque nos gusta”. En ese momento, se creó la sinergia. Pasamos de ser el trabajador X que trabaja en el sector Y, a ser parte de un grupo. Un grupo que se mueve por la excelencia en la gestión, que entiende lo importante que es una buena planificación, una gestión de riesgos apropiada y que busca la superación en cada uno de sus retos.
Uno de los objetivos del evento era entender por qué éramos socios y qué esperábamos del Capítulo para el resto del año. Como Project Managers tenemos que asegurarnos de cuáles son las expectativas para poder cumplirlas. Salieron muchas ideas y con la ayuda de las nuevas tecnologías (Apps de facilitación como Poll Everywhere) vimos en directo cómo tu idea convergía con las del resto del grupo. Presentaciones a empresas, grupos de trabajo por sector e, incluso, un club de lectura de Project Management fueron algunas de las más votadas.

Con este comienzo, y cada vez más ilusionados por haber conocido estas herramientas, empezamos a entrar en más detalle. ¿Qué queremos para nuestro Capítulo? ¿Cómo podemos ayudar a potenciar la cultura de Project Management en nuestra región?
Era facilísimo entenderte con el grupo, no les conocías, no habíamos cruzado más de dos frases, pero todos estábamos en el mismo punto: Talleres más prácticos, dedicados a una disciplina concreta o de difusión de una herramienta, Speed Project Management Dates, ponencias de ideas en 10 minutos y, sobre todo, propagación de la labor del Capítulo a través de escuelas de negocio, universidades y organizaciones empresariales.
“Queremos que se conozca la cultura de Project Management” o “Es importante transmitirlo a las nuevas generaciones, que sepan que en Andalucía hay un Capítulo del PMI y que somos muchos los que creemos en él” fueron algunos de los comentarios más aplaudidos.
La Junta Directiva se mostró encantada con las ideas viendo las ganas que teníamos de aportar. Se podría decir que los logros del Capítulo son logros gracias a todos los socios.

A este punto del evento, ya hacía tiempo que habíamos “roto el hielo” y nos fuimos levantando para acercarnos a esos compañeros con los que te habías sentido identificado. Algunos eran de tu misma ciudad, trabajaban en el mismo sector o conocían a compañeros o amigos de tus trabajos. Era el momento de relajarse y crear conexiones personales. Una gran foto de todos con las iniciales de PMI, regalos, una cena muy bien surtida y marcos de Facebook hicieron que fuera muy divertido y que nos fuéramos de vacaciones con ganas de más.